Sin permanencia
Instalaciones únicas
Amplio horario
Low cost
23 marzo 2022

Fortalece tu suelo pélvico con ejercicios Kegel

Categorías: Fitness. Etiquetas: ejercicios.

Ejercicios Kegel

 

¿Necesitas fortalecer la pelvis? Muchos hombres y mujeres sufren problemas del suelo pélvico. Esto conlleva a una serie de problemas como la inflamación de tejidos y disfunciones urinarias o intestinales. Dichos síntomas suelen aparecer con mayor frecuencia en edades comprendidas entre los 45 a 50 años en adelante, debido a cambios hormonales o el debilitamiento de los músculos pélvicos y los tejidos de sostén que lo componen.

Tanto si sufres de este problema, como si pretendes ponerle remedio para que tu suelo pélvico esté en forma, en este post te vamos a ayudar a cómo identificar las molestias y proporcionarte los mejores consejos y ejercicios.

¿Cómo podemos identificar estas molestias?

Existen múltiples causas que pueden propiciar esta molestia, como hemos comentado al principio, se puede producir por el envejecimiento natural de nuestro cuerpo y por ende su debilitamiento. También puede ser causado debido a un aumento de peso. Es común, también que mujeres después de un embarazo o parto sufran este debilitamiento, o en cirugías ginecológicas en mujeres o de próstata en hombres. Además, estos problemas se pueden dar en personas que sufran algún tipo de trastorno cerebral o nervioso que no puedan controlar la disfunción pélvica.

Para evitar que estos problemas aparezcan de forma prematura, mediante los ejercicios Kegel podemos ayudar a fortalecer nuestro suelo pélvico y los músculos de los que se componen.

¿Qué son los ejercicios Kegel?

Los ejercicios Kegel, fueron desarrollados por el Doctor Arnold Kegel en la década los 40, los cuales dieron grandes resultados a personas que sufrían esta patología.

Pongamos fuerte nuestra pelvis

Uno de los beneficios de estos ejercicios es que se pueden realizar en cualquier momento y lugar.

Principalmente los ejercicios Kegel simulan el acto de miccionar (expulsar la orina) y acto seguido contraer los músculos pélvicos. Estos ejercicios ayudan a domar los músculos y ponerlos firmes, para evitar el debilitamiento del suelo pélvico.

Una vez que dominemos estos ejercicios de contracción pélvica es conveniente realizar estos ejercicios 3 veces al día. Siempre cerciorándose de realizarlos con la vejiga vacía. Debemos sentarnos o tumbarnos en una superficie plana.

Para realizar los ejercicios ayúdate de sillas, alfombras de yoga, pelotas de pilates o pelotas hinchables y toallas enrolladas, con los que ejercer la presión pélvica.

Cuando nos acomodemos en el lugar, debemos apretar los músculos del suelo pélvico, manteniéndolos en esta posición durante al menos unos 3 a 5 segundos. Acto seguido relaja los músculos durante otros 3 a 5 segundos.

Este proceso lo debes realizar al menos 3 veces al día entre la mañana, tarde y noche en series de 10 repeticiones. Durante el ejercicio respira profundamente y relaja tu cuerpo. Cerciórate que estas apretando los músculos correctos, evitando apretar el estómago, los glúteos o el pecho.

Los resultados de estos ejercicios son visibles a partir de la cuarta a sexta semana de la practica continua de los ejercicios. Previniendo, o en su caso, reduciendo los síntomas de este debilitamiento. Es recomendable mantener el hábito de los ejercicios y practicarlos con regularidad sin excedernos debido a que pueden producir lesiones o roturas musculares.

A continuación, te recomendaremos algunos tips y consejos para que puedas llevar a cabo estos ejercicios sin peligro:

  • No debes exceder la practica de los ejercicios  más de dos veces al mes cuando estés realizando la evacuación urinaria, para evitar daños o lesiones.
  • Es conveniente que las mujeres no excedan en  fuerza a la hora de practicar los ejercicios para evitar lesiones o molestias futuras.
  • Los resultados pueden tardar en surtir efecto, por ello hay que ser paciente y constante, cada cuerpo es diferente, así que no te estreses y date tiempo.
  • Es importante que cuando vayas a realizar cualquier ejercicio consultes con profesionales, médicos y deportivos, para que ellos te asesoren y marquen las pautas a seguir, recuerda que es salud. Si sientes alguna molestia o alteración no dudes en ir al especialista para poner solución y crear una nueva rutina y perfeccionamiento de los movimientos para que tu suelo pélvico recupere su fuerza.

Esperamos que te haya resultado interesante este post, recuerda que siempre estaremos aquí para informarte y ayudarte a cumplir tus metas.

Te esperamos en el club. Fit together!