ePrivacy and GPDR Cookie Consent management by TermsFeed Privacy Policy and Consent Generator
Sin permanencia
Instalaciones únicas
Amplio horario
Low cost
14 septiembre 2022

Volver a entrenar en septiembre y no morir en el intento

Categorías: Fitness, Salud y Tips Fitness. Etiquetas: entrenamiento, Fitness, Gimnasio, rutina y Synergym.

Septiembre es un mes de comienzos. La vuelta a la rutina viene acompañada de nuevos hábitos, propósitos, cambios, planes… Es el momento perfecto para empezar a cuidarse y adoptar un estilo de vida saludable.  Incluir el ejercicio físico en tu día a día tras los excesos del verano puede ser algo complicado, tanto para los que se han dado unas pequeñas vacaciones y quieren volver a entrenar en septiembre, como para los que se adentran por primera vez en el mundo fitness. Por eso, en este post te damos 6 consejos para que empieces con buen pie y no pierdas la motivación.

Proceso de adaptación 

Es muy importante ir poco a poco y no exigir a tu cuerpo un sobreesfuerzo. Si vas a entrenar con peso, es recomendable empezar con cargas bajas e ir subiendo de manera progresiva en cada entrenamiento. Ocurre lo mismo con el cardio, la resistencia y el fondo físico no se consiguen de un día para otro. De esta manera, notarás pequeños progresos día a día y evitarás lesiones. 

Elige un entrenamiento que te guste

Para ir a entrenar con ganas y motivación, es esencial que disfrutes mientras lo haces. Puedes optar por planificar tu propia rutina, por asistir a clases dirigidas, por contratar los servicios de un entrenador personal, o incluso, por combinar todo lo anterior.

Intégralo en tu rutina

La clave de la constancia es que el ejercicio pase de ser algo “extraordinario” a formar parte de tu día a día. Planifica tus horarios y reserva al menos una hora para ir al gimnasio, ya sea por la mañana, por la tarde o por la noche. Al cabo de unos meses lo habrás convertido en un hábito y será mucho más fácil no fallar.

Paciencia y objetivos realistas

De nada sirve obtener resultados inmediatos si los puedes perder igual de rápido. Los resultados progresivos son los que más perduran en el tiempo, ya que son fruto de un cambio a un estilo de vida más activo y saludable

No olvides descansar

El descanso es tan importante como el ejercicio, ya que si tu horario de sueño es insuficiente, será mucho más difícil rendir, tanto en el gimnasio como en el resto de actividades que realices en tu día a día. Por otro lado, también es esencial ir alternando los grupos musculares que entrenas, y así darles tiempo a recuperarse para la próxima sesión.

Combínalo con una buena alimentación 

El ejercicio físico y la alimentación saludable van de la mano a la hora de conseguir resultados. Una dieta equilibrada te proporcionará la energía necesaria para tus entrenamientos y potenciará en gran medida sus frutos.  

 

Tip extra:

Si aún con todos estos consejos todavía te cuesta dar el paso y empezar, puedes buscar un acompañante (amigo, familiar, pareja o compañero de trabajo) que te motive y…¡que no acepte un “no” por respuesta!

 

Si a estos consejos le sumas las ganas y la motivación, volver a entrenar en septiembre será mucho más fácil y llevadero. ¡Con paciencia y constancia llegarás muy lejos! Esperamos que este post te haya resultado interesante y, sobre todo, que te haya dado el empujoncito que necesitabas para empezar a entrenar. ¡Nos vemos en el gym! 

 

Fit Together!